Páginas

Carrusel

domingo, 4 de diciembre de 2016

Crema de brócoli, judías verdes y queso azul


Como decía la niña de la película Poltergeist:  "ya están aquíííí..." Sí, me refiero a las Navidades, esas fiestas que celebramos casi siempre comiendo, y que son un verdadero quebradero de cabeza para los que cocinamos. 
El otro día un compañero me decía que su mujer le había pedido que me preguntase por algunas recetas para el menú de Nochebuena y que le gustaría que fueran sencillas, que pudieran estar hechas con antelación, que estuvieran ricas y que no fueran caras (ahí es nada). Enseguida mi cabeza se puso a cavilar y se me ocurrió esta crema que cumple todos los requisitos, y que además es original y calentita, que no viene nada mal en estas fechas para los que vivimos en el hemisferio norte. Además, es sana y un éxito seguro.
Ingredientes para 4 personas:
  • 500g de brócoli.
  • 180 g de judías verdes.
  • 2 patatas medianas.
  • 1 cebolla mediana.
  • 1/2 Litro de caldo de ave.
  • 4 quesitos.
  • 50 g de queso azul.
  • 25 ml de aceite de oliva virgen extra.
  • 50 ml de leche evaporada.
  • Sal
     
Realización:
1º.- Colocamos en una cacerola los 25 ml de aceite de oliva virgen extra. Yo he utilizado uno "espectacular" de la Cooperativa de Buñol que me ha regalado mi amigo y compañero Jorge. Un aceite artesano y riquísimo.



2º.- Añadimos la cebolla cortada en pedacitos ("brunoise"), un poquito de sal y sofreímos hasta que esté transparente y ligeramente dorada.



3º.- Incorporamos los 180g de judías verdes y las patatas, cortadas en pedazos, así como el brócoli (salvo unas ramitas que utilizaremos para decorar). Salteamos durante unos 5 minutos.





4º.- Vertemos el medio litro de caldo de ave.


5º.- Ponemos los 4 quesitos, un poco de sal y dejamos cocer a fuego medio-lento durante unos 20 minutos.


6º.- Una vez cocidas las verduras, pasamos todo por una batidora hasta que quede muy suave y fino.

7º.- Añadimos 30g de queso azul (dejamos los otros 20g para decorar) y los 50ml de leche evaporada. Dejamos cocer durante 3 o 4 minutos a fuego lento y sin dejar de remover.



8º.- Corregimos de espesor y de sal la crema. Debe quedar como una crema y no como un puré. Si estuviese muy espesa, añadiríamos un poco de leche entera hasta que tuviese el espesor deseado.
9º.- En una sartén pequeña vertemos un  chorrito de aceite de oliva virgen extra y salteamos las ramitas de brócoli que habíamos reservado, hasta que estén ligeramente doradas.



10º.- Servimos la crema caliente en los platos o tazas, colocamos un par de ramitas de brócoli frito encima y un pedacito de queso azul.
11º.- Echamos un chorrito fino de aceite de oliva virgen y servimos bien caliente.


Variaciones y sugerencias:
  • Le podéis poner un poco de zanahoria.
  • El queso azul, aunque hay gente que lo le va demasiado, no se nota mucho.
  • En vez de caldo de ave, si no tenéis, podéis utilizar 1 pastilla de caldo de ave y 500ml de agua.
  • En vez de leche evaporada podéis poner nata, pero la leche evaporada tiene menos grasa y le da un sabor peculiar a la crema.
  • Para decorar podéis utilizar tiritas de jamón frito, puntas de espárragos trigueros salteados, etc.
  • La podéis hacer con antelación y calentarla en el momento de servir.
  • Cuando calentéis la crema no dejéis de removerla para que no se pegue.
  • Podéis probar con otra verdura en vez de brócoli, como acelgas o espinacas, pero con brócoli sale riquísima.

domingo, 13 de noviembre de 2016

Fideada de pulpo, carabineros y espárragos



Más de una vez me preguntan de dónde saco las recetas del blog, que si las copio o son idea mía. He de decir que algunas son copias de algún recetario, pero muchas, o son fruto de mi invención o he sacado la idea de mi visita a algún restaurante. 
Soy de la opinión que la mejor forma de renovar nuestra cocina es disfrutar de los buenos restaurantes que tenemos en España y la de hoy es un ejemplo: Hace un par de semanas tuvimos el gusto de comer con nuestros tres amigos, Felipe, Lola y Felipe, en un restaurante de Valencia en el que nos sirvieron una fideada de pulpo y espárragos. Sin embargo, Cristina, mi pareja, fotógrafa y co-redactora de este blog, comentó: "Cariño, tú la haces mejor". Entonces, aceptando el reto, se me ocurrió la idea de cocinar ese plato pero "a mí manera". El resultado ha sido, no sé si mejor, pero sí muy rico y, como siempre digo, "lo mejor es que la hagáis y decidáis si os gusta o no". 

Ingredientes para 4 personas:
  • 200g de pulpo cocido.
  • 12 carabineros.
  • 1 manojo de espárragos trigueros.
  • 100g de calabacín.
  • 100g de zanahoria.
  • 50g de cebolla
  • 50g de pimiento verde.
  • 300 g de fideos del nº 2.
  • 1,5 litros de caldo de pescado.
  • 6 o 8 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen.
  • 1 cucharadita de pimentón dulce.
  • 4 cucharadas soperas de un buen tomate, frito o crudo picado.
  • Sal

Realización:
1º.- Lavamos los espárragos y  les quitamos la parte dura.


2º.- Cortamos las puntas de los espárragos y las reservamos. El resto lo cortamos en pedazos pequeños.



3º.-  Lavamos, limpiamos y pelamos el resto de las verduras y las picamos finas.
          a.- Los 50 g de pimiento verde


               b.- Los 100 g de calabacín 




           c.- Los 100 g de zanahoria 


               d.- Los 50 g de cebolla


                 e.- Reservamos


4.- Cortamos el pulpo en cortadas no muy gruesas.



5.- Colocamos la paellera en el fuego y añadimos las 6 o 8 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen. Añadimos un poco de sal y salteamos durante 15 o 20 segundos los carabineros. Los apartamos y reservamos.




6.- En el aceite de saltear los carabineros, añadimos las verduras finamente picadas, salvo las puntas de los espárragos, un poco de sal y sofreímos, a fuego medio, durante 2 o 3 minutos.


7º.- Echamos los pedazos de pulpo y sofreímos durante otro par de minutos.


8º.- Ponemos la cucharadita de pimentón dulce y, rápidamente, las 4 cucharadas de tomate y sofreímos todo un par de minutos.



9º.- Añadimos los 300 g de fideos del nº 2 y salteamos, a fuego lento, durante 2 o 3 minutos.


10º.- Incorporamos el caldo de pescado y dejamos que cueza todo, a fuego medio-alto



11.- Cuando le quede un poco del caldo al guiso añadimos los carabineros que teníamos y las puntas de espárragos.


12. Dejamos cocer hasta que los fideos estén secos, con cuidado de que no se nos quemen.


13.- Dejamos reposar unos 5 minutos y servimos caliente.



Variaciones y sugerencias:
  • Alguien se habrá preguntado si no es más correcto llamar al plato "Fideuá" en vez de "Fideada". La diferencia es que la fideada se hace con fideo fino. Un fideo más fino necesitará menos caldo y uno más grueso más. Esto, para mi, tiene varias ventajas: una es que el fideo coge mucho más sabor; otra que no necesitas tanto caldo; y otra, que se hace mucho más rápido.
  • Yo he utilizado un fideo del nº 2 porque creo que es ideal, pero podéis utilizar uno más fino o uno más grueso, o incluso un  fideo especial para fideuá, pero tenedlo en cuenta a la hora de añadir el caldo.Un fideo más fino necesitará menos caldo del indicado en la receta,  y uno más grueso, más.
  • Podéis cocer vosotros el pulpo o comprarlo cocido. Si lo cocéis, una parte del caldo se la podéis añadir al de pescado que se añade en el punto 10 de la receta. 
  • Si no disponéis de carabineros podéis sustituirlos por gamba, gamba roja, cigalas u otro marisco.
  • En vez de espárragos, ahora que es temporada, podéis utilizar setas.

martes, 25 de octubre de 2016

Chuletas de cordero con setas y ajos tiernos



Últimamente, cada vez que me encuentro con un seguidor o seguidora del blog, me pregunta por qué no he publicado nuevas recetas. El motivo es que he estado saturado de faena y, para compensar un poco esta tardanza, os traigo una de esas recetas que son un éxito seguro por varios motivos: rapidez, sencillez y muy buen sabor.
Se trata de unas chuletas de cordero guisadas con setas y ajos tiernos. Os animo a hacerla, ahora que estamos en temporada de setas, y veréis que con un buen pan resulta irresistible.

Ingredientes para 4 personas:

  • 1kg de chuletas de cordero tierno.
  • 1 bandeja de setas variadas limpias.
  • 2 manojos de ajos tiernos.
  • 1/2 vasito de brandy o dos vasitos de chupito.
  • 1 vaso de agua.
  • 6 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.

Realización:

1º.- Les quitamos el exceso de grasa a las chuletas de cordero y las partimos en pedazos grandes (en dos o tres cada una).




2º.- Salpimentamos.

3º.- Incorporamos los pedazos de cordero a una sartén amplia con las 6 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen y los freimos hasta que estén dorados.


4º.- Mientras se dora el cordero, pelamos los dos manojos de ajos tiernos y los partimos en pedazos de un dedo de ancho.


5º.- Una vez dorado el cordero, añadimos las setas limpias, un poco de sal y salteamos durante un par de minutos.



6º.- Incorporamos los ajos cortados, ponemos otro poco de sal y sofreímos durante 3 o 4 minutos.



7º.- Vertemos dentro el brandy y rápidamente prendemos fuego (con cuidado de no quemarnos). Dejamos reducir.





8º.- Añadimos el vaso de agua y dejamos reducir a fuego lento hasta que nos quede un poquito de salsa: la suficiente como para salsear ligeramente.



9º.- Emplatamos y servimos caliente.




Variaciones y sugerencias:

  • Si no os gusta el cordero o no tenéis, podéis utilizar cabrito o conejo, incluso pollo.
  • En vez de setas podéis poner espárragos trigueros
  • Es importante evitar el exceso de caldo; solo debe quedar el suficiente para que el guiso resulte jugoso y podamos "mojar" unos pedazos de pan.
  • Si lo hacéis de un día para otro, dejad más salsa y en el momento que lo vayáis a servir, calentadlo y reducidla. 
Blogging tips