Páginas

Carrusel

domingo, 8 de enero de 2017

Timbal de pota y langostinos con crujiente de kikos


Las Navidades se han acabado y hay que volver a ponerse el delantal, pero bueno, como se suele decir, "palos a gusto no duelen".
Para empezar este nuevo año, os traigo una receta que realmente no es mía porque me la enseñó Pablo Margós, mi amigo y fabuloso chef del restaurante-arrocería Las Bairetas de Chiva (Valencia), aunque yo le he hecho alguna modificación, no porque le hiciera falta, sino por intentar hacerla mía. La receta es un clásico en el restaurante; se mantiene en carta prácticamente desde que inauguró. Por ello, desde aquí, le doy las gracias y estoy seguro que si la probáis también se las daréis vosotros.
Es una receta muy sencilla, sabrosa , que podemos tener preparada con antelación y que no desmerece en ninguna ocasión.




Ingredientes para 6 personas:

  • 200g de pota.
  • 185g de langostinos cocidos.
  • 2 patatas medianas (370g)
  • 1 huevo.
  • 2 dientes de ajo.
  • Un puñado pequeño de kikos.
  • 250ml de aceite de girasol o soja.
  • Chorrito de aceite  de oliva virgen extra.
  • Sal.
 Realización:

1º.- Comenzamos la receta la tarde de antes de hacer el plato porque los ingredientes deben estar fríos (puntos 1º y 2º). 
Cocemos los 200g de pota en una cacerola con agua y un poco de sal durante unos 6 o 8 minutos (o hasta que al clavarle un cuchillo se deslice fácilmente).




2º.- En otra cacerola ponemos agua y un poco de sal y cocemos las patatas lavadas (sin pelar) durante unos 20 minutos.



3º.- Una vez cocidas la pota y las patatas, escurrimos el agua y dejamos enfriar. Después las dejamos toda la noche en el frigorífico.

4º.- Al día siguiente, quitamos la piel que cubre la pota (así estará más tierna) y la cortamos en pedacitos como para ensaladilla rusa . Reservamos.




5º.- Pelamos los langostinos, les quitamos el intestino (cordón negro que tienen en el dorso), los cortamos en pedacitos y los reservamos.





6º.- Pelamos las patatas cocidas y las rallamos con un rallador grueso (de los de agujeros grandes) y reservamos.



7º.- Ponemos en el vaso de la batidora el huevo (para que no se corte el ajoaceite el huevo debe estar a temperatura ambiente)los dos dientes de ajo pelados y cortados en pedazos, los 250ml de aceite de girasol o soja y media cucharita de café de sal. Batimos hasta obtener un ajoaceite suave: Metemos el brazo de la batidora hasta el fondo del vaso y batimos, sin moverlo, hasta que oigamos que cambia de sonido, momento en el que podemos subir y bajar la batidora hasta que esté todo bien cuajado.






8º.- Ponemos en un bol amplio las patatas ralladas, la pota, los langostinos, añadimos el ajoaceite y mezclamos bien todo.


9º.- Emplatamos la mezcla con la ayuda de un molde, cubrimos con los kikos ligeramente picados y añadimos un chorrito de aceite de oliva virgen extra.


Variaciones y sugerencias:
  • Se hace con pota, una especie de calamar gigante que se vende en las pescaderías en forma de pedazos. Se podría hacer con sepia o calamar normal, pero la textura y el sabor de la pota son ideales para este plato.
  • La receta original no lleva ni langostinos ni kikos, podéis probarlo así; también os encantará.
  • Lo podéis preparar con antelación y mantenerlo en el frigorífico bien tapado.
  • Lo podéis servir con láminas de pan tostado, rosquilletas, etc.
  • Aunque parezca que el ajo hará el plato picante, no es así, aunque si os gusta picante podéis añadirle un poco más de ajo.
  • Es muy importante que tanto la pota como las patatas estén frías porque si lo intentamos hacer en caliente, no podremos rallar las patatas y la pota quedará hecha un amasijo.
Blogging tips