Páginas

Carrusel

domingo, 4 de diciembre de 2016

Crema de brócoli, judías verdes y queso azul


Como decía la niña de la película Poltergeist:  "ya están aquíííí..." Sí, me refiero a las Navidades, esas fiestas que celebramos casi siempre comiendo, y que son un verdadero quebradero de cabeza para los que cocinamos. 
El otro día un compañero me decía que su mujer le había pedido que me preguntase por algunas recetas para el menú de Nochebuena y que le gustaría que fueran sencillas, que pudieran estar hechas con antelación, que estuvieran ricas y que no fueran caras (ahí es nada). Enseguida mi cabeza se puso a cavilar y se me ocurrió esta crema que cumple todos los requisitos, y que además es original y calentita, que no viene nada mal en estas fechas para los que vivimos en el hemisferio norte. Además, es sana y un éxito seguro.
Ingredientes para 4 personas:
  • 500g de brócoli.
  • 180 g de judías verdes.
  • 2 patatas medianas.
  • 1 cebolla mediana.
  • 1/2 Litro de caldo de ave.
  • 4 quesitos.
  • 50 g de queso azul.
  • 25 ml de aceite de oliva virgen extra.
  • 50 ml de leche evaporada.
  • Sal
     
Realización:
1º.- Colocamos en una cacerola los 25 ml de aceite de oliva virgen extra. Yo he utilizado uno "espectacular" de la Cooperativa de Buñol que me ha regalado mi amigo y compañero Jorge. Un aceite artesano y riquísimo.



2º.- Añadimos la cebolla cortada en pedacitos ("brunoise"), un poquito de sal y sofreímos hasta que esté transparente y ligeramente dorada.




3º.- Incorporamos los 180g de judías verdes y las patatas, cortadas en pedazos, así como el brócoli (salvo unas ramitas que utilizaremos para decorar). Salteamos durante unos 5 minutos.





4º.- Vertemos el medio litro de caldo de ave.


5º.- Ponemos los 4 quesitos, un poco de sal y dejamos cocer a fuego medio-lento durante unos 20 minutos.


6º.- Una vez cocidas las verduras, pasamos todo por una batidora hasta que quede muy suave y fino.


7º.- Añadimos 30g de queso azul (dejamos los otros 20g para decorar) y los 50ml de leche evaporada. Dejamos cocer durante 3 o 4 minutos a fuego lento y sin dejar de remover.



8º.- Corregimos de espesor y de sal la crema. Debe quedar como una crema y no como un puré. Si estuviese muy espesa, añadiríamos un poco de leche entera hasta que tuviese el espesor deseado.
9º.- En una sartén pequeña vertemos un  chorrito de aceite de oliva virgen extra y salteamos las ramitas de brócoli que habíamos reservado, hasta que estén ligeramente doradas.



10º.- Servimos la crema caliente en los platos o tazas, colocamos un par de ramitas de brócoli frito encima y un pedacito de queso azul.
11º.- Echamos un chorrito fino de aceite de oliva virgen y servimos bien caliente.



Variaciones y sugerencias:
  • Le podéis poner un poco de zanahoria.
  • El queso azul, aunque hay gente que no le va demasiado, no se nota mucho.
  • En vez de caldo de ave, si no tenéis, podéis utilizar 1 pastilla de caldo de ave y 500ml de agua.
  • En vez de leche evaporada podéis poner nata, pero la leche evaporada tiene menos grasa y le da un sabor peculiar a la crema.
  • Para decorar podéis utilizar tiritas de jamón frito, puntas de espárragos trigueros salteados, etc.
  • La podéis hacer con antelación y calentarla en el momento de servir.
  • Cuando calentéis la crema no dejéis de removerla para que no se pegue.
  • Podéis probar con otra verdura en vez de brócoli, como acelgas o espinacas, pero con brócoli sale riquísima.
Blogging tips