Páginas

Carrusel

miércoles, 20 de abril de 2016

Pudin de pan viejo con arándanos, nueces y pepitas de chocolate



Hacía bastante tiempo que no publicaba una nueva receta. 
Hemos estado algo liados en casa estas dos o tres últimas semanas, pero por un hecho que nada tiene que ver con el trabajo sino por el nacimiento de cinco maravillosos gatitos, que han ganado nuestro corazón... y que nos llevan un poco locos.
Sin embargo, creo que nos ha venido bien para relajarnos un poco, porque un hobby, como el de la cocina, puede llegar a obsesionarnos hasta el punto de hacer que olvidemos cosas más importantes. Pero bueno, basta de palique y vamos a lo que hoy nos ocupa, un postre rápido, sencillísimo, sabroso y de los que llamamos "de aprovechamiento", porque nos puede servir para consumir ese pan viejo, de 4 o 5 días, que se nos acumula en la panera.

Ingredientes para 4 o 6 personas:

  • Media barra o baguette de pan viejo.
  • 600 ml de leche entera.
  • 35 g de azúcar moreno.
  • 3 huevos.
  • 30g de mantequilla,  más una cuchara de postre para untar el molde.
  • 5 o 6 cucharadas de postre de azúcar avainillado.
  • 25 g de arándanos frescos.
  • Un puñado de nueces en pedacitos.
  • 10 g de perlitas de chocolate.
  • Una pizca de sal. 
Realización:

1º.- Cortamos la media barra de pan viejo en cortadas de 1,5 cm de grosor (yo he utilizado unas 14 cortadas).

 

2º.- En vaso de la batidora, o en una jarra, ponemos los 600 ml de leche entera y añadimos las 5 o 6 cucharadas de postre de azúcar avainillado, la pizca de sal y los tres huevos.




3º.- Batimos todo hasta obtener una mezcla homogénea.


4º.- En una bandeja de cerámica para horno, untada con una cucharada de mantequilla, colocamos las 12 o 14 cortadas de pan (ligeramente superpuestas y un poco inclinadas) y, sobre ellas, vertemos la mezcla anterior, procurando que todas queden  bien empapadas. 




5º.- Dejamos reposar unos 30 minutos para que el pan quede bien empapado. Para favorecerlo, podemos ayudarnos de un tenedor o cuchara, presionando ligeramente sobre las cortadas de pan.


6º.- Repartimos por encima los 25 g de arándanos frescos, el puñado de nueces cortadas en pedacitos, los 10 g de perlitas de chocolate, los 35 g de azúcar moreno y los 30 g de mantequilla en pedacitos.






7º.- Metemos la fuente en el horno precalentado a 180ºC y horneamos durante unos 35 o 40 minutos.

8º.- Sacamos del horno y dejamos que se enfríe un poco.


9º.- Lo cortamos en pedazos y servimos. También podemos dejar enfriar y meter en la nevera hasta que esté bien frío o hasta el día siguiente, como más nos guste.



Variaciones y sugerencias:
  • No hace falta que el pan sea viejo, podéis utilizar pan del día,  pan de molde, restos de bizcocho o brioche, etc. Ahora bien, tened en cuenta que el tiempo de empapado será menor cuanto más tierno sea.
  • En vez de arándanos podéis utilizar otros frutos rojos como frambuesas o grosellas, teniendo en cuenta que estos son menos dulces y más ácidos, por lo que tendréis que aumentar la cantidad de azúcar de la receta.
  • También podéis utilizar pasas, previamente remojadas en agua o ron una hora antes de elaborar la receta.
  • Podéis sustituir las nueces por otros frutos secos como avellanas, almendras, pistachos, etc. o no ponerlos si no os gustan, pero creo que le dan un punto de crujiente importante.
  • Lo podéis servir frío o caliente; solo o acompañado de un buen helado de vainilla o nata; con nata montada o chocolate líquido, etc.
  • Si lo servís solo, no resulta muy dulce, así que, si sois algo golosos o golosas, podéis añadir un poco más de azúcar avainillado a la mezcla de huevos y leche.

Blogging tips