Páginas

Carrusel

domingo, 28 de febrero de 2016

Muslos de pollo asados a las finas hierbas


Si hay un guiso sabroso, nutritivo y que gusta a todo el mundo, es el pollo asado. Es muy sencillo y, como creo que todo el mundo tiene su receta favorita, en un principio pensé en no ponerlo en el Blog, pero mi pareja me hizo ver que las recetas sencillas son las que mejor resultado dan y, además, en el recetario de cualquier cocinillas siempre hay sitio para una tan popular, aunque sea una variación.

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 muslos de pollo limpios.
  • 4 patatas medianas peladas y en cuartos.
  • 4 dientes de ajo.
  • 40ml de brandy.
  • 40ml de vino blanco.
  • 40ml de caldo de pollo.
  • 2 cucharaditas de té de orégano seco.
  • 2 cucharaditas de té de tomillo seco.
  • cucharaditas de té de pimentón dulce.
  • 4 o 5 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.
  • Sal y pimienta.


Realización:

1º.- Colocamos un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra en una fuente para horno.


2º.- Salpimentamos los muslos de pollo y los colocamos en la fuente.




3º.- Cortamos los 4 dientes de ajo por la mitad y los colocamos entre los muslos de pollo.


4º.- Ponemos las patatas en un plato y espolvoreamos por encima las dos cucharaditas de té de pimentón dulce, un poco de pimienta, sal y un par de cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.  Removemos para que se impregnen bien.



5º.- Las pasamos a la fuente del pollo.


6º.- Añadimos los 40 ml de brandy. 


7º.- Incorporamos los 40 ml de caldo de pollo al plato donde preparamos las patatas, para recoger los restos, y vertemos todo por encima del pollo pero con cuidado de no arrastra el aliño de las patatas.



8º.- Espolvoreamos por encima las dos cucharaditas de té de orégano seco y las dos de tomillo seco.




9º.- Incorporamos los 40 ml de vino blanco con cuidado de no arrastrar las hierbas.



10º.- Metemos la fuente en el horno precalentado a 200 ºC y horneamos durante 1 hora o un poco más, hasta que los muslos estén bien dorados. Es importante dar la vuelta a los muslos un par de veces.


11.- Colocamos un muslo en cada plato, unas patatas y salseamos por encima. Servimos todo bien caliente.



Variaciones y sugerencias:

  • Yo he puesto muslos y no pechugas porque quedan mucho más jugosos.
  • Podéis sustituir los muslos de pollo por costillas de cerdo.
  • En vez de vino blanco podéis utilizar cerveza, pero el sabor  de los muslos será algo más dulzón.
  • Si os gustan más otras hierbas, usadlas.
  • Podéis añadir también unas cortadas de pimiento verde.

domingo, 21 de febrero de 2016

Hummus de remolacha braseada



Uno de los placeres de la vida es compartir una buena mesa con los amigos o familiares, pero origina más de un quebradero de cabeza. Uno de ellos es "entretener" a los comensales mientras se dan los últimos retoques a la comida. Para ello nada mejor que unos buenos aperitivos. Este que os presento es sencillo, sano, rico y se puede tener preparado con bastante antelación. Además les gustará a los vegetarianos y... ¡¡no me digáis que no llama la atención!!

Ingredientes:

  • 2 remolachas sin las hojas verdes.
  • 200g de garbanzos cocidos.
  • 1/4 de taza o 60ml de tahini.
  • 1/2 limón.
  • 1 diente de ajo. 
  • 1/3 de taza o 80ml de agua.
  • 1/2 cucharita de café de comino en polvo.
  • 1/2 cucharita de café de pimienta en polvo.
  • Semillas de sésamo (blanco y negro) tostadas y 10 o 15 piñones tostados o fritos para decorar
  • 100ml de aceite de oliva virgen extra más un par de cucharadas soperas para la decoración 
  • 2 cucharaditas de café de sal.
Realización:

1º.- Colocamos las 2 remolachas lavadas y secas en una bandeja de horno y las asamos durante 45 minutos a 200ºC. Las sacamos y  dejamos enfriar.





2º.- Una vez frías, las pelamos y reservamos.


3º.- Lavamos bien los 200g de garbanzos cocidos, los escurrimos y les quitamos la piel.


4º.- Colocamos los garbanzos en el vaso de la picadora.


5º.- Añadimos el 1/4 de taza o 60ml de tahini y el zumo del 1/2 limón y trituramos todo bien.




6º.- Añadimos los100ml de aceite de oliva virgen extra y el diente de ajo picado.



7º.- Añadimos las dos remolachas asadas y peladas que teníamos reservadas. 


8º.- Incorporamos 1/3 de taza o 80ml de agua y las dos cucharaditas de café de sal. Trituramos bien.



9º.- Echamos la media cucharita de café de pimienta recién molida, la media cucharita de café de comino molido. y trituramos todo muy bien.



10º.- Ponemos el hummus en un bol, añadimos por encima las dos cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra, unas semillas de sésamo (blanco y negro) tostadas, unos piñones y servimos con unas galletas, galletas de cañamones, grisines, nachos, bastoncillos de zanahoria, etc. (lo que tengamos preparado) 




Variaciones y recomendaciones:

  • En vez de poner remolachas asadas podéis utilizar remolachas cocidas o cocidas en conserva, pero no estará tan rico.
  • Los garbanzos los podéis poner con piel, pero el hummus queda así más suave y las personas con problemas de gases os lo agradecerán, pero claro, la operación es un poco  entretenida.
  • Si os gusta el picante podéis añadir un poco más de pimienta o unas gotitas de salsa tabasco.
  • Aguanta bien tres o cuatro días en la nevera. 

martes, 9 de febrero de 2016

Huevo de San Valentín (Huevo al baño María con berberechos y gamba roja)



Aunque estaréis de acuerdo conmigo que lo de San Valentín es algo comercial, cualquier excusa es buena para tener un detalle con nuestra pareja y... ¡no es necesario gastarse un dineral!
Así que me puse a pensar qué hacer y, como la mayor parte de los blogs y páginas de cocina suelen preparar dulces para esta fecha, decidí hacer algo salado. Entonces recordé que estas Navidades  nuestros amigos Lola y Felipe me regalaron unos "artilugios", de la marca Lekué, para hacer huevos al baño María con forma de corazón. Me puse a cavilar y me decidí por este huevo que es una delicia.

Ingredientes para 2 personas:
  • 2 huevos grandes.
  • 100 o 150 gramos de berberechos frescos.
  • 4 gambas rojas.
  • 6 espárragos trigueros.
  • 1 alcachofa.
  • 1 cucharada de mantequilla de trufa, mantequilla normal o aceite de oliva virgen extra.
  • 1/4 de limón.
  • Aceite de oliva virgen extra para freir.
  • Una pizca de pimentón de ñora para decorar (opcional). 
  • Sal y una pizca de pimienta.

Realización:

1º.- Colocamos los berberechos en un bol con agua y un puñadito de sal. Los dejamos reposar durante un par de horas en un sitio fresco para que tiren toda la arena.

2º.- Ponemos los berberechos limpios en una cacerola, les  añadimos la pizca de pimienta, un chorrito de agua (medio vaso pequeño), se les exprime el cuarto de limón y lo incorporamos también.  Tapamos la cacerola y la ponemos al fuego hasta que se vayan abriendo. 


3º.- Con cuidado de no quemarnos, vamos separando los berberechos de sus conchas y los cubrimos con un poco de caldo para que no se resequen. Los reservamos.


4º.- En una sartén con un poco de aceite salteamos durante un par de minutos los 6 espárragos troceados. Los apartamos y reservamos. No fregaremos la sartén porque más adelante la utilizaremos para dorar las gambas.




5º.- Pelamos las gambas y le dejamos la cabeza. Las reservamos


6º.- Untamos, con la ayuda de un pincel, los moldes con la mantequilla o el aceite.



7º.-  Hacemos chips de alcachofa: Calentamos en una sartén un vaso de aceite, la pelamos y cortamos en láminas muy finas.  Freímos las láminas en el aceite hasta que estén bien doradas. Las sacamos, escurrimos y dejamos sobre un papel de cocina para que absorba el aceite sobrante. Reservamos. 







8º.- Añadimos un poquito de sal dentro del molde e introducimos un huevo sin cáscara.



9º.- Repartimos los espárragos entre los dos moldes y añadimos otro poquito de sal. Los tapamos


10º.- Metemos los moldes en una cacerola con agua hirviendo durante unos 7 minutos o hasta que estén a vuestro gusto. Si los hacéis muy poco puede que se os rompan al sacarlos de los moldes Pero, ojo, la yema debe quedar blanda y la clara cuajada.






11º.- Mientras se hacen los huevos, en la sartén de haber hecho los espárragos, hacemos las gambas



Montaje del plato:

 1º.- Repartimos en el fondo del plato un poco de pimentón de ñora (opcional).

2º.- Ponemos una cama de chips de alcachofa, añadimos un poco de sal.

3º.- Desmoldamos un huevo con cuidado y lo ponemos encima por su lado bonito.

4º.- Repartimos unos cuantos berberechos (de los reservados) escurridos de su caldo.

5º.- Colocamos un par de gambas rojas de las reservadas y les ponemos un poquito de sal.

6º.- Ponemos unas gotas de aceite de oliva virgen extra crudo por encima.

7º.- Servimos caliente y con un buen pan.



Variaciones y sugerencias:

  • En vez de berberechos podéis utilizar almejas.
  • Las gambas roja podéis sustituirlas pon gambas blancas o langostinos.
  • Si no disponéis de los moldes de Lekué podéis hacerlos fritos utilizando un molde de corazón o hacerlos poché con plástico de cocina. En este último caso, se corta un buen pedazo de plástico de cocina y se unta con aceite. Se mete dentro de una taza o vaso y dentro se pone el huevo y los espárragos. Se cierra bien y se cuece en agua hirviendo durante unos 3 o 4 minutos.



Blogging tips