Páginas

Carrusel

jueves, 17 de septiembre de 2015

Carpaccio de níscalos



Estamos a las puertas del otoño y con él la temporada de setas. Ahora bien, ha habido gente que no ha podido resistirse y este fin de semana ha salido a la "caza y captura". Esto es lo que le ha ocurrido a nuestro amigo Felipe y, como siempre, nos ha traído unos níscalos "espectaculares". 
Si hay un tipo de seta que tenga un gran número de nombres según las zonas ese es el níscalo. Así, en algunas zonas de la Mancha se le llama guíscano, en otras guízcano, en la Comunidad Valenciana tiene muchos nombres como rebollón, robellón, esclatasang, pebraso, hongo etc. Normalmente, el níscalo, aunque muy valorado en algunas zonas, suele ser considerado como una seta de segunda categoría porque existen otras mucho más sabrosas como los boletus, las senderuelas, las trompetas de la muerte, etc. Sin embargo, si se cocina con un poco de cariño, se pueden hacer maravillas con él. 
Hoy os presento un plato que a mí me encanta, un carpaccio de níscalos, una receta riquísima, sencilla, sorprendente y con un aroma y sabor a monte, impresionantes. Probadlos y decidme si me equivoco.

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 níscalos medianos.
  • 2 o 3 cucharadas soperas de aceite de tomillo.
  • 2 o 3 cucharadas soperas de aceite de romero.
  • 1 cucharada de postre de vinagre balsámico de Módena.
  • 1/8 de limón.
  • 1 cucharadita de café de tomillo molido.
  • Una pizca de pimientas variadas (blanca, negra y roja) recién molidas.
  • Sal de Maldon.

Realización: 

1º.- Precalentamos el horno a 180ºC.
2º.- Si los 4 níscalos tienen mucha tierra, los lavaríamos bien y secaríamos, si no, solo los limpiaríamos con un pincel.



3º.- Cortamos los níscalos en láminas finas de unos 3 mm de grosor.



4º.- Colocamos las láminas de níscalo extendidas y ordenadas en un plato o fuente que pueda ir al horno.



5º.- Exprimimos el 1/8 de limón por encima de las láminas de níscalo.



6º.- Repartimos por encima las dos o tres cucharadas soperas de aceite de tomillo y las dos o tres cucharadas soperas de aceite de romero.





7º.- Espolvoreamos la pizca de pimientas variadas recién molidas.



8º.- Metemos en el horno precalentado a 180ºC y horneanos durante 4 minutos.

9º.- Sacamos el carpaccio del horno y repartimos por encima tanto el tomillo molido como la cucharada de postre de vinagre balsámico de Módena.




10º.- Añadimos un poco de sal de Maldon y servimos el plato bien caliente.




Variaciones y sugerencias:

  • Si no disponéis de níscalos podéis utilizar otro tipo de setas como boletus.
  • Para hacer el aceite de tomillo y el de romero, meted una ramita de cada planta en una botella pequeña, rellenadla de aceite de oliva virgen extra y dejadla reposar un par de días.
  • Podéis utilizar también aceite de albahaca.
  • La sal de Maldon aporta un toque crujiente muy bueno a muchos platos por lo que os recomiendo que siempre tengáis en la cocina, pero, si no tenéis, poned sal normal. 

jueves, 3 de septiembre de 2015

Fideos japoneses con pollo, verduras y salsa de soja



Cuando publiqué la receta anterior "Hojaldres de breva con yogur", mi amiga Lola me comentó que quería que hiciera ya un plato de cocina Thai. Tras mirar algunas páginas muy interesantes, me planteé que, mejor que copiar, prefería hacer uno tipo fusión, es decir, mezcla de cocina Thai y Mediterránea.
Me puse manos a la obra y el resultado es el que hoy os presento, unos fideos japoneses de tipo somen, que son como unos espaguetis de trigo muy finos y ricos, acompañados de verduras, pollo y salsa de soja.


Ingredientes para 4 personas:
  • 1 pechuga grande de pollo, sin piel ni grasa.
  • 1/2 pimiento verde.
  • 1/2 pimiento rojo.
  • 1/2 calabacín.
  • 6 espárragos trigueros.
  • 6 ajos tiernos.
  • 1 zanahoria grande.
  • 200 g de fideos japoneses somen.
  • 6 cucharadas soperas  de salsa de soja baja en sal.
  • Sal y pimienta.
  • 4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra. 
Realización:


1º.- Cortamos el medio pimiento verde, el medio pimiento rojo, la zanahoria y el medio calabacín, en juliana (en tiras).







2º.- Cortamos los 6 espárragos trigueros y los 6 ajos tiernos en rodajitas.



3º.- Cortamos la pechuga de pollo en tiras pequeñas y salpimentamos.




4º.- Cocemos los 200g de fideos japoneses somen, en abundante agua hirviendo, durante el tiempo que indique el fabricante (en mi caso 2 minutos).





5º.- Una vez cocidos los fideos, los escurrimos y lavamos bien con agua fría. Reservamos

6º.- Ponemos las 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra en una sartén o wok y, cuando esté bien caliente, incorporamos las verduras con un poquito de sal y salteamos durante unos minutos. Es importante que las verduras queden ¨al dente¨, eso significa que no hay que hacerlas demasiado.



7º.- Añadimos las tiras de pollo y sofreímos durante 2 o 3 minutos.


8º.- Incorporamos los fideos que teníamos reservados y mezclamos todo bien.


9º.- Añadimos las 6 cucharadas soperas de salsa de soja baja en sal y removemos bien hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados.



10º.- Los servimos bien calientes


Variaciones y sugerencias:


  • En vez de tiras de pollo podemos utilizar otro tipo de carne, como lomo de cerdo o pavo, o incluso pescado, sepia, calamares, etc.
  • Las verduras son orientativas porque que si os apetece podéis utilizar otras como cebolla, puerro, etc.
  • Si no disponéis de fideos japoneses podéis usar otro tipo como fideos chinos, espaguetis de arroz, espaguetis normales, etc.
  • Le podéis añadir unas almendras fritas u otro fruto seco, porque le van muy bien y le aportan al plato un punto de crujiente.
  • Os recomiendo que no pongáis mucha sal al pollo y a las verduras porque la salsa de soja ya tiene sal. Por ello, es mejor quedarse corto que pasarse. Probadlos al final y si les faltara, añadídsela. Yo utilizo salsa de soja baja en sal porque la normal la encuentro demasiado salada


Blogging tips