Páginas

Carrusel

jueves, 30 de abril de 2015

Solomillo de ternera a la crema de queso picón



Como dice mi cuñado Javi, con esta receta voy a lo seguro porque el solomillo de ternera es una delicia y no digamos nada del queso picón de la zona de Tresviso (Cantabria). La combinación de estas dos maravillas de la gastronomía española resulta espectacular y lo único que creo que lo puede mejorar es acompañarlo con un buen vino tinto.

Ingredientes para 4 personas: 
  • 4 filetes de solomillo de ternera.
  • 40 o 50 g de queso picón de Tresviso.
  • 200 ml de nata de cocinar.
  • 8 champiñones.
  • 1 Chorro de brandy.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Una pizca de pimienta recién molida.
  • Sal de Maldón. 
Realización:

1º.- Preparamos los 4 filetes de solomillo de ternera quitando el exceso de grasa y las pieles duras.



2º.- Añadimos un poco de pimienta recién molida.


3º.- Colocamos los 200 ml de nata de cocinar en un cazo e incorporamos los 40 o 50 g de queso picón de Tresviso cortado en pedazos. Lo ponemos a calentar a fuego lento hasta que reduzca un poco y espese, pero no demasiado.






4º.- Mientras reduce y espesa la salsa, ponemos un chorrito de aceite oliva virgen en una sartén y doramos los champiñones. Los reservamos.





5º.- Ponemos a calentar bien otra sartén, vertemos en ella un chorrito de aceite de oliva virgen extra y hacemos los 4 filetes de solomillo de ternera (más o menos dos minutos por cada lado,  según lo gruesos que sean los filetes y el punto al que nos guste hecha la carne). 




6º.- Apartamos la carne en un plato y la tapamos con otro para que no se enfríe.

7º.- En la sartén, ya fuera del fuego, echamos el chorrito de brandy, desglasamos el fondo de la sartén y el jugo resultante se lo añadimos a la salsa de queso. La removemos y reservamos caliente.



8º.-  También vertemos el jugo que queda en el plato donde habíamos reservado los filetes de solomilo y removemos la salsa de queso.



9º.- Ponemos en un plato, un filete de solomillo de ternera, algunos de champiñones y salseamos con la crema de queso.

10º.- Servimos caliente.





Variaciones y sugerencias:

  • Podemos sustituir los filetes de solomillo de ternera por entrecot o solomillo de cerdo.
  • El queso también lo podemos cambiar por otro queso de características similares como por ejemplo el azul o de cabrales.
  • La guarnición es orientativa. También le va muy bien unas patatas fritas, unos espárragos trigueros, etc.
  • Es importante que la carne quede jugosa y para ello recomiendo que se haga " al punto" (sonrosada por dentro).
  • También es importante no espesar en exceso la salsa porque conforme se va enfriando, espesa.

domingo, 26 de abril de 2015

Helado de naranja


Cuando publiqué la receta de la Torrijas con helado de naranja y aceite de oliva os prometí que os pasaría la receta del helado de naranja. Pues bien, como "lo prometido es deuda", aquí la tenéis.
Es una receta  tan sencilla como batir todos sus ingredientes, meter el batido al frigorífico durante unas 4 o 5 horas y luego poner en la heladera o congelador. El resultado es un helado cremoso, con un aspecto inmejorable y un agradable sabor a naranja, ideal para servir solo o acompañando a otros postres.

Ingredientes para  1 litro de helado:
  • 2 yogures griegos naturales.
  • 1 naranja grande y la mitad de otra.
  • 200 ml de nata de montar (+ de 35% de grasa)
  • 150 ml de leche entera.
  • 150 g de azúcar.
  • 2 cucharadas de postre de azúcar invertido o miel.

Realización:

1º.- Lavamos bien la naranja y media y rallamos la piel (con cuidado de no arrastrar la parte blanca). La reservamos. 


2º.- Exprimimos bien las naranjas, quitamos las semillas (si hubiera) y vertemos su zumo en el bol de la batidora.



3º.- Añadimos la ralladura.



4º.- Incorporamos los dos yogures griegos naturales, los 150 ml de leche entera y los 200 ml de nata de montar. 






5º.- Ponemos los 150 g de azúcar y las dos cucharadas de postre de azúcar invertido o de miel.




6º.- Batimos todo bien y vertemos la mezcla en un recipiente que podamos tapar herméticamente.




7º.- Tapamos bien el recipiente y lo metemos en la nevera durante 4 o 5 horas o incluso más.

8º.- Sacamos el batido de la nevera y lo vertemos en la heladera (la mía me la regalaron mis amigos de Chiva). Lo dejamos hasta que el helado se haya formado y esté cremoso. 





9º.-  Lo servimos con un poco de aceite de oliva







Variaciones y sugerencias:

  • Si no disponemos de heladera, podemos meter el recipiente con el batido, que hemos sacado de la nevera, directamente en el congelador e iremos removiéndolo cada 5 o 10 minutos hasta que esté hecho (esto se hace para evitar que al congelarse en el helado se formen cristales de hielo). 
  • El azúcar invertido es un tipo de azúcar que se utiliza para hacer helados porque evita que se cristalice. Se vende en tiendas especializadas y en internet existen recetas para hacerlo en casa, pero no pasa nada si no tenéis porque, como habéis podido ver en la lista de los ingredientes, se puede sustituir por miel.
  • El helado que sobre lo metemos en el congelador hasta que lo necesitemos de nuevo.
  • Si el helado no lo hemos hecho con heladera o lo teníamos  en el congelador, antes de servirlo lo sacaremos y lo dejaremos unos 5 minutos o más a temperatura ambiente, de esta manera quedará cremoso y mucho más agradable.
  • Podemos añadirle virutas de chocolate o pedacitos de naranja confitada.

miércoles, 22 de abril de 2015

Estofado de ternera con guisantes y zanahoria





Cuando salimos de viaje nos gusta visitar museos, monumentos, etc. pero también restaurantes, tanto de gastronomía local como de estrella Michelín, que sirven platos que habitualmente no hacemos en casa, bien porque no sabemos hacerlos o porque son demasiado complicados y nos da pereza. Pero, cuando ya llevamos fuera unos cuantos días, y más aún si es en el extranjero, echamos de menos nuestros sencillos platos de cuchara que restablecen nuestros "niveles".
Esto es lo que nos ha ocurrido al regresar del viaje de este fin de semana, teníamos ganas de un buen guiso y este estofado cumplía con creces nuestras expectativas.

Ingredientes para 4 personas:

  • 700 g de ternera para guisar.
  • 1 cebolla mediana.
  • 2 dientes de ajo.
  • 250 g de zanahoria.
  • 2 cucharas de postre de tomate concentrado.
  • 50 ml de vino blanco.
  • 1 hoja de laurel seco.
  • 1 vaso de agua de caldo de carne
  • Una pizca de orégano seco.
  • 3 o 4 cucharas soperas de aceite de oliva virgen extra. 
  • Sal y una pizca de pimienta.
Realización:  

1º.- Limpiamos los 700 g de ternera, de restos de grasa, y la cortamos en tacos medianos.



2º.- Espolvoreamos una pizca de pimienta recién molida por encima de la carne.



3º.- La freímos en una olla con dos o tres cucharas soperas de aceite de oliva virgen extra hasta que esté bien dorada. Salamos la carne.







4º.- Añadimos la cebolla y los dos dientes de ajo cortados en pedacitos.



5º.- Incorporamos los 250 g de zanahorias peladas y cortadas en rodajas no muy gruesas. Ponemos sal a las verduras.



6º.- Añadimos las dos cucharas de postre de tomate concentrado y sofreímos todo durante unos minutos. 



7º.- Vertemos los 50 ml  de vino blanco y removemos. Dejamos reducir unos minutos.



8º.- Añadimos el vaso de agua de caldo de carne, la hoja de laurel y la pizca de orégano seco. Dejamos cocer a fuego lento durante una hora u hora y media.





9º.- Cuando falten unos 20 minutos incorporamos los guisantes congelados y dejamos cocer hasta que estén tiernos.




10º.- Servir caliente. 






Variaciones y sugerencias:


  • Podemos cambiar la ternera por otra carne como cerdo, pavo o pollo.
  • Yo le he puesto tres cucharadas de postre de tomate concentrado porque nos gusta mucho, pero si no queréis tanto con una sola es suficiente.
  • En vez de en una olla normal, lo podéis hacer en una a presión. El tiempo de cocción se reducirá bastante.
  • Si vemos que se nos queda corto el caldo durante la cocción, podemos añadirle agua o más caldo.
  • Si no disponéis de caldo de carne preparado, podéis añadirle media pastilla de caldo concentrado.
  • En vez de guisantes podemos utilizar judías verdes en pedacitos o habas baby.
  • El aceite que yo he utilizado ha sido uno aromatizado con tomillo y romero (ya sabéis que a mi me encanta este tipo de aceites)
  • El orégano es opcional, si no os gusta o no lo queréis poner, no pasa nada. 
  • Yo recomiendo hacerlo de un día para otro, ya que su sabor se potencia.
  • Se puede acompañar con unas patatas fritas cortadas "a dedos".
  • Congela muy bien
Blogging tips