Páginas

Carrusel

martes, 31 de marzo de 2015

Galletas con pepitas de chocolate y copos de maíz


En Semana Santa, tiempo de vacaciones escolares, los niños tienen mucho tiempo libre y, en muchas ocasiones, se aburren y no sabemos cómo entretenerlos. Para solucionar esta situación he pensado que una buena idea es que comiencen a tomar contacto con la cocina con unas sencillas pero espectaculares galletas, que no solo les encantarán a ellos, sino que también serán deleite para los mayores. Se hacen en un momento y seguro que repetiréis

Ingredientes para unas 24 galletas:


  • 220 g de harina de repostería.
  • 200 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 90 g de azúcar.
  • 10 g de azúcar avainillado.
  • 70 g de copos de maíz.
  • 1 cuchara de café de levadura química.
  • 1/2 cuchara de café de sal.
  • 75 g de pepitas de chocolate.


Realización:

1º.- Colocamos los 200 g de mantequilla, los 90 g de azúcar normal y los 10 g de azúcar avainillado en el bol de la batidora de varillas y batimos hasta que quede una mezcla cremosa y suave.







2º.- Añadimos los 220 g  de harina de repostería, la cuchara de café de levadura química, la media cuchara de café de sal y los 70 g  copos de maíz. Mezclamos suavemente. 






3º.- Incorporamos  los 75 g pepitas de chocolate y trabajamos la masa hasta que quede homogénea.



4º.- Cogemos porciones de masa con una cuchara grande (el tamaño ideal de las porciones es más o menos el de una nuez), con las manos húmedas  les damos forma de bola y las aplastamos con las manos. Corregimos la forma de las galletas hasta obtener una forma más o menos circular.



5º.- Precalentamos el horno a 160ºC y preparamos un par de bandejas cubriéndolas con papel de horno o bien engrasándolas con mantequilla.

6º.- Distribuimos las galletas en las bandejas, dejando unos 3-4 cm de separación. 
Horneamos a media altura durante unos 15-20 minutos hasta que estén doradas (el tiempo depende del horno).


7º.- Las sacamos y las dejamos un par de minutos en la bandeja. Luego, con cuidado y con la ayuda de una espátula, las colocamos sobre una rejilla y las dejamos enfriar.

8º.- Las servimos una vez estén frías.



Variaciones y recomendaciones:


  • El grosor de la galleta lo podéis variar según vuestro gusto, aplastando más o menos las bolas de masa (a nosotros nos gustan finitas).
  • Si no queréis ponerle pepitas chocolate, las podéis sustituir por pasas, almendra crocanti, avellanas, pistachos picados, etc.
  • Es importante consumirlas frías, porque así quedan muy crujientes.


viernes, 27 de marzo de 2015

Coca de verduras con queso feta









Es cierto que para la mayoría, la pizza es el plato por excelencia para una cena informal. Sin embargo, en el recetario español, existen alternativas que no tienen nada que envidiarle, como esta coca de verduras, que, además de sencilla, es "espectacular". 

Ingredientes para unas 6 personas:

Para la masa:

  • 75 ml de aceite de oliva virgen extra (1/2 vaso de agua )
  • 75 ml de cerveza (1/2 vaso de agua )
  • 1/2 cuchara de café de levadura tipo Royal.
  • 1 cuchara de café colmada de sal.
  •  La cantidad de harina de repostería que admita.
Para el relleno:
  • 1 cebolla.
  • 2 pimientos verdes italianos.
  • 1 zanahoria grande.
  • 1/2 calabacín.
  • 20 g piñones crudos pelados. 
  • 100 g de queso feta en salmuera.
  • 2 dientes de ajo.
  • Aceite de oliva virgen extra
  •  Sal
Realización: 

1º.- Medimos la cantidad de aceite y de cerveza. Podemos utilizar un medidor o simplemente un vaso de agua vacío: llenamos hasta la mitad de aceite y luego completamos con la cerveza.





2º.-En un bol vertemos los líquidos y añadimos la media cuchara de café de levadura y la cuchara de café de sal colmada.




3º.-  Comenzamos a añadir harina de repostería y vamos removiendo con una espátula.


4º.- Iremos añadiendo harina y removiendo hasta obtener una masa flexible, húmeda y que no se pegue a las paredes del bol ni a las manos.


5º.- Volcamos la masa en una superficie enharinada y, con las manos untadas de harina, amasamos un par de minutos.


6º.- Hacemos una bola con la masa, la colocamos en un bol enharinado, tapamos con un paño seco y dejamos reposar durante una hora (como mínimo) en la nevera.




7º.- Mientras que la masa reposa, pelamos la cebolla y la cortamos en juliana.


8º.- Cortamos los dos pimientos verdes italianos, el medio calabacín y la zanahoria, también en juliana.






9º.- Ponemos en una sartén un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y un par de dientes de ajo, sin pelar y con un corte cada uno, y los sofreímos durante un minuto.





10º.- Incorporamos las verduras con un poco de sal y las pochamos durante unos 5 minutos (deben quedar "al dente")



11º.- Escurrimos muy bien la verdura.



12º.-  Sacamos la masa de la nevera y, sobre una superficie enharinada y con la ayuda de un rodillo, extendemos la masa hasta formar un rectángulo de un tamaño similar al de la bandeja del horno.


13º.- Enrollamos la masa en el rodillo y la trasladamos a una bandeja de horno cubierta con una hoja de papel sulfurizado (de horno).



14º.- La extendemos hasta que ocupe toda la bandeja. Debe quedar fina.




15º.- Pinchamos la masa con un tenedor y extendemos la verdura bien escurrida por encima.



16º.- Repartimos los piñones.


17º.- Metemos la coca en el horno precalentado a 200 ºC y horneamos durante unos 30 o 35 minutos. La sacamos y la dejamos enfriar sobre una rejilla.


18º.- Cortamos la coca en porciones, le añadimos  los 100 g de  queso feta en salmuera escurrido y servimos. 






Variaciones y sugerencias:


  • Las verduras son orientativas y las podemos sustituir por otras como espárragos, alcachofas, berenjenas, etc.
  • El queso es ideal, pero si os gusta otro, sustituirlo.
  • Es importante dejarla enfriar totalmente sobre una rejilla porque quedará muy crujiente.
  • Al día siguiente, si la cubrimos con film, está muy buena, pero tened en cuenta que la parte de la masa cubierta por la verdura no queda crujiente.
  • Si no tenemos rodillo, como truco para salir del paso, se puede utilizar una botella de cristal de superficie lisa, pero recordad que es importante tener uno en nuestra cocina.
Probad a hacerla, os sorprenderá

miércoles, 25 de marzo de 2015

Lubina al horno con patatas panaderas


Hay gente que come poco pescado porque o bien le molesta tener que limpiarlo o bien quitarle las espinas cuando se lo come. Sin embargo, creo que esto no son más que excusas, porque hoy día en todos los supermercados y pescaderías, si lo pedimos, nos  lo limpian y, si no queremos encontrarnos espinas al comer, podemos quitárselas antes de cocinarlo (merece la pena perder unos minutos en esta tarea). 
Una vez arreglado y limpio, el pescado fresco cocinado, de mil y una maneras, es una delicia. Una de ellas, sencilla y rápida, es la que os presento: al horno con unas patatas panaderas.


Ingredientes para 2 personas:
  • 1 lubina mediana (de cerca de 1kg) sin tripas ni escamas.
  • 3 o 4 patatas pequeñas.
  • 1/2 cebolla pequeña.
  • 3 dientes de ajo.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal y pimienta.

Realización:

1º.- Pelamos, lavamos y cortamos en rodajas (no muy finas) las patatas.


2º.- Cortamos la media cebolla en juliana.


3º.- Ponemos en una sartén amplia un buen chorro de aceite de oliva extra virgen y sofreímos en él los tres dientes de ajo durante unos minutos.


4º.- Añadimos las patatas y la cebolla con un poco de sal.


5º.- Lo freímos todo a fuego medio hasta que las patatas estén ligeramente doradas.


6º.- Escurrimos las patatas y la cebolla y las extendemos en el fondo de una fuente de horno.



7º.- Abrimos la lubina y le quitamos todas las espinas, en el caso de que no esté limpia


8º. La colocamos sobre la ¨cama¨ de patatas y cebolla. La salpimentamos y le añadimos por encima un par de cucharadas de postre del aceite de freír las patatas.




9º.- Añadimos medio vaso de agua y metemos la fuente en el horno precalentado a 200 ºC.



10º.- Horneamos 7 o 8 minutos (hasta que vemos que el pescado está hecho: Se vuelve blanco). No es conveniente hacerlo mucho porque se secará demasiado.


11º.- Lo emplatamos y servimos caliente.




Variaciones y sugerencias:


  • Podemos sustituir la lubina por otro pescado como dorada o merluza.
  • A las  patatas también se le puede añadir medio pimiento verde o un poco de calabacín o zanahoria, cortados en tiras. 
  • Repito: no es conveniente hacerlo mucho ya que se secará demasiado.
  • Podemos utilizar pescado congelado, aunque no quedará tan sabroso.
Blogging tips